Avena Caliente

Receta Avena Caliente: un plato de rutina en la mesa del desayuno cuando era niña. Práctica, simple, rápida y económica.

Quienquiera se inventó esta bebida de Avena Caliente fue un genio culinario.

La mejor parte de escribir este blog, y verlo convertirse en una especie de cocina dominicana digital, es que tenemos la oportunidad de traerte recetas que ya no son tan populares, pero que merecen ser redescubiertas, y adoptadas como las ideas brillantes que son.

Los platos de avena en el desayuno son prácticamente universales, y últimamente los científicos casi se tropiezan el uno con el otro en su carrera por revelar las bondades nutritivas de este cereal.

Receta Avena Caliente: un plato de rutina en la mesa del desayuno cuando era niña. Práctica, simple, rápida y económica.Receta Avena Caliente: un plato de rutina en la mesa del desayuno cuando era niña. Práctica, simple, rápida y económica.Receta Avena Caliente: un plato de rutina en la mesa del desayuno cuando era niña. Práctica, simple, rápida y económica.

Imagínate que práctico: una bebida caliente, espesa y llena de los sabores de nuestras amadas especias. Una bebida aí calienta el alma y satisface el más voraz de los apetitos. Aun esos que odian la avena encontrarán un rincón en su corazón para esta bebida.

La avena caliente era un plato de rutina en la mesa del desayuno cuando era niña. Práctica, simple, rápida y económica era el plato perfecto para mandar los niños a la escuela con varias de sus necesidades nutricionales ya cubiertas.

Y a los adultos les encantará también. Sírvete en una de esas tazas con tapa y tómalo camino al trabajo cuando estés corto(a) de tiempo.
¡Buen provecho!

Tía Clara

Receta Avena Caliente
 
Tiempo Prep
Cocción
Tiempo Total
 
Receta Avena Caliente: un plato de rutina en la mesa del desayuno cuando era niña. Práctica, simple, rápida y económica.
Autor:
Sirve: 6 porciones
Ingredientes
  • ½ taza de avena
  • 4 tazas de agua
  • ¾ taza de azúcar morena
  • 1.5 cuarto [1.5 lt] de leche (ver notas)
  • 2 palitos de canela
  • 1 cucharadita de clavo dulce en polvo
  • ½ cucharadita de sal
  • ¼ cucharadita de nuez moscada rallada
Instrucciones
  1. Mezcla agua y avena y licúa (en la licuadora) hasta que esté casi disuelta. Cuela y elimina los sólidos.
  2. En una olla de 2 cuartos [2 lt] mezcla con los ingredientes restantes y lleva a fuego medio, revolviendo todo el tiempo.
  3. Cuando rompa en ebullición baja el fuego y deja hervir lentamente hasta que el volumen se reduzca a ¾ del original.
  4. Sirve caliente
Notas
Para una bebida más espesa, usa leche evaporada,, y leche descremada para una más ligera. Si eres intolerante a la lactosa, o vegetariano estricto, me ha resultado usar leche de almendras.

Colar o no colar. Ese es el dilema. Se pierde algo de fibra al colar el avena, pero no tanto como pensarías, la mayoría se ha disuelto al batirla. Yo la prefiero colada, te dejo a ti la decisión.

Comments

  1. Connie coronado

    Si no tienen licuadora, agarren la avena entres las dos palma de las manos y tris tírenla así luego la dejan en remojo con agua y sobre esa base le agregan los ingredientes!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *