Berenjenas Asadas

Berenjenas asadas

Algunas de las cosas las que los dominicanos estamos agradecidos es de haber descubierto la berenjena  en nuestra dieta diaria. Riquísima, versátil, económica; aparece en todos los meses del año y acompaña todos los platos. De ejemplo les pongo estas berenjenas asadas. No por nada se ha ganado el título de “la carne del pobre”.

De la berenjena (solanum melongena) sabemos que es una fruta, pariente cercana de la papa y del tomate, pertenece a la familia de las solanáceas. El cáliz de sus flores suele ser espinoso, de ahí alude el dicho “meterse en un berenjenal”.

Berenjenas asadas (Roasted aubergines)

Las berenjenas vienen en muchas versiones: redondas y alargadas, y en colores que van desde el blanco hasta el negro, pasando por todos los tonos del violeta y morado. Sin importar su color, la piel debe ser lisa, firme al tacto y brillante.

Esta plata se origina en la India y en los países orientales, donde era cultivada hace ya muchos siglos. Se conoce que los egipcios la consumían desde los tiempos de los faraones. Al parecer no se le conocía en la grecia ni roma antigua, ya que no existen referencias históricas en sus numerosos tratados gastronómicos. Los “moros” la llevaron a la península Ibérica en la Edad Media y desde allí, al resto del mundo.

Berenjenas asadas (Roasted aubergines)

En tiempos antiguos la berenjena no se consumía por sus propiedades nutritivas, sino por sus propiedades medicinales: se le conocían cualidades diuréticas y laxantes y anti-artríticas por su alto contenido de sales minerales. Por su riqueza en calcio, es eficaz contra el raquitismo, contra la caries dental y previene roturas e inflamaciones óseas. También da buenos resultados para el tratamiento del reumatismo, así como la diabetes e inflamaciones de la piel en general.

Berenjenas asadas (Roasted aubergines)

La berenjena, es digestiva, nutritiva y laxante. Siempre debe consumirse madura y cocida, nunca verde ni cruda. Verdes contienen solanina, una sustancia tóxica que se destruye con el calor.

Increíble las propiedades de un fruto de sólo 25 calorías y que contiene un 90% de su peso en agua.

Berenjenas asadas (Roasted aubergines)

Sobre los diversos platos que se preparan a base de berenjenas, pues no hay límite, y en este país, afortunadamente, somos muy creativos: desde la berenjena frita, hasta la tempura de platos orientales. Según cómo se combine, brilla como plato principal, o como guarnición con carnes y pescados. Muy criollas, guisadas con carne de cerdo, pocas cosas las superan en sabor. Pruébalas revueltas con huevo, o con pimientos rojos; en ensaladas o entremeses, a la vinagreta, o a la caponata; a la crema o gratinada, o en la típica parmesana. En pastelones, rellene con carne de res o quesos. Combinadas con plátanos maduros, tenemos el pastelón tropical. No puede uno morirse sin probar la lasaña o los canelones rellenos de berenjenas. Deje espacio para las albóndigas y no deje de probarlas rellenas.

Si te aburres de ellas, es que, francamente, te falta imaginación. Ponte a inventar. La berenjena sabe deliciosa como quiera que se le cocine.

Himilce Tejada

- Himilce Tejada  es una escritora culinaria dominicana que trabaja para varios periódicos y publicaciones. Este artículo fué originalmente publicado por Diario Libre. Reproducido con autorización de la autora.

Berenjenas asadas
 
Tiempo Prep
Cocción
Tiempo Total
 
Las berenjenas asadas son un plato que me encantan. Es un excelente para servir a vegetarianos, aparte de que es ligero y saludable.
Autor:
Sirve: 6 porciones
Ingredientes
  • 4 berenjenas grandes
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande
  • 1 pimiento cortado en cubitos
  • 4 tomates cortados en cubos
  • 3 dientes de ajo majados
  • 4 huevos
  • 1¼ cucharadita de sal
  • ¼ cucharadita de pimienta
  • 1 cucharadita de cilantro picado (opcional)
Instrucciones
  1. Coloca las berenjenas directamente sobre el fuego en la estufa hasta que la cáscara se torne negra completamente.
  2. Sumérgelas en agua de inmediato.
  3. Cuando enfríe retira la cáscara
  4. Maja las berenjenas con un tenedor. Reserva.
  5. Calienta el aceite a fuego bajo.
  6. Cuece las cebollas removiendo hasta que se tornen transparentes.
  7. Agrega pimiento, tomate y ajo. Cuece removiendo por un minuto.
  8. Agrega las berenjenas, cuece a fuego medio hasta que todo el líquido que suelte se haya evaporado.
  9. Agrega los huevos y revuelve hasta que endurezcan.
  10. Sazona con una pizca de pimienta y sal al gusto.
  11. Agrega el cilantro y mezcla.
  12. Retira del fuego. Sirve caliente como plato principal o como acompañante.

Recibe nuestro boletín de noticias vía email.

CommentLuv badge

{ 24 comments… add one }

  • miledys 11 October, 2014, 5:56 PM

    Yo las pongo en el microondas.