Pastelón de Yuca y Pollo

Receta Pastelón de Yuca y Pollo | Prácticamente toda una comida en un solo plato, cremoso, delicioso, debes probarlo tan pronto tengas yuca a mano.

¿Por qué gastar una fortuna en perder peso cuando esto es solo cuestión de sentido común? Las dietas son un fenómeno relativamente reciente, a menos que cuentes “miel y leche” o “pan y pescado” de la Biblia, o “vino, mujeres y canciones” de los romanos como “dietas”.

La compulsión de ponerse a dieta es reciente porque no hace mucho ser gordo no era visto con mal ojo. Pregúntale a una abuela dominicana, quien probablemente te dirá que estás “demasiado flaco” no importa cuanto peses, o que no estás alimentado a tus hijos lo suficiente, no importa cuan redondo estén. Cuando llegué a la Rep. Dominicana tuve que aprender a aceptar que “te ves gordita” era un cumplido, especialmente si venía de una mujer mayor.

Receta Pastelón de Yuca y Pollo | Prácticamente toda una comida en un solo plato, cremoso, delicioso, debes probarlo tan pronto tengas yuca a mano.

Pero no es solo mujeres mayores. En general el ideal de belleza dominicano, aunque se ha alejado un tanto del ideal regordete de décadas atrás, todavía no ha alcanzado el estándar europeo/americano de extrema delgadez. Por lo menos no todavía. Compara las fotos de modelos dominicanas con las modelos europeas y americanas y notarás la diferencia.

En la Europa y Norte America del siglo diecinueve hacer dieta era considerado como parte de una vida austera y abstinente más típica en líderes religiosos o puritánicos. Más tarde este rol fue tomado por gente con otras agendas, tal como el Dr. William Kellogg, quien promovía una restrictiva dieta que incluía el desayuno a base de cereal que inventó. Su historia fue contada en la graciosa novela “The Road to Wellville” por T. Coraghessan Boyle y llevada a la pantalla de cine, con Anthony Hopkins en el papel del excéntrico Kellogg.

Pastelón de yuca

En el siglo veinte la delgadez se convirtió en el estándar de belleza, tanto por razones estéticas como de salud. En la década de los veintes hubo un cambio revolucionario en la moda femenina, con faldas de talle muy bajo que solo se veían bien en mujeres de caderas y pechos pequeños. “Nunca se és demasiado rico ni demasiado delgado” promulgaba la huesuda Wallis Simpson (Condesa de Windsor) en los años treinta. Los cincuenta vieron un temporario renacimiento de las figuras curváceas, una apariencia representada en su mejor forma por Marilyn Monroe, quien era talla 12, pero que hoy en día sería considerada gorda. El estándar super-delgado retornó en los sesentas. Desde entonces ha habido poca variación en el ideal, aunque ahora senos muchos más grandes parece el estándar, pero como la madre naturaleza rara vez incluye estos como parte del paquete en gente muy delgada, la moderna tecnología de la cirugía plástica lo ha hecho posible.

La gran industria de la dieta ha nacido: desde “la dieta del pomelo” en lo años treinta, hasta las incontables dietas que le han seguido: Scarsdale, Hollywood, Plan-F, GI, Combinación de alimentos,Sopa de repollo, Atkins, algas marinas, líquida, Beverly Hills, con todos los libros, productos, revistas y suplementos que le acompañan con resultados dudosos, sin mencionar procesos cuestionables como irrigación colónica. El resultado es millones de libras perdidas y vueltas a ganar. Mucha gente desesperada recurre a métodos más dramáticos, desde cirugía hasta anorexia, bulimia y adicción a las anfetaminas.

Receta Pastelón de Yuca y Pollo | Prácticamente toda una comida en un solo plato, cremoso, delicioso, debes probarlo tan pronto tengas yuca a mano.

Aparentemente el mundo occidental gasta más en perder peso que lo que gastamos en alimentar a la gente del mundo que no tiene acceso a la alimentación. Y a pesar de todos los años gastados en pasar hambre con el propósito de perder peso ganados por comer en exceso, entramos al siglo veintiuno más gordos que lo que nunca hemos estado.

La verdad es que las dietas, especialmente las dietas excesivamente restrictivas rara vez funcionan, y lo que nos mantiene en un peso saludable es una combinación de genética, moderación y una vida activa.

Tía Ilana

Receta Pastelón de Yuca y Pollo
 
Tiempo Prep
Cocción
Tiempo Total
 
Receta Pastelón de Yuca y Pollo | Prácticamente toda una comida en un solo plato, cremoso, delicioso, debes probarlo tan pronto tengas yuca a mano.
Autor:
Sirve: 4 porciones
Ingredientes
  • 1½ lbs [0.7 kg] de yuca, peladas, lavadas y cortadas en trozos
  • 1 /12 cucharaditas de sal
  • ½ taza de leche
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 huevo
Para el relleno
  • 4 pechugas de pollo
  • 2 ramitas de cilantro
  • 2 dientes de ajo majados
  • 1½ cucharadita de sal (o más, al gusto), cantidad dividida
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 3 cebollas grandes cortadas en tiritas
  • 2 cucharadas de harina todo uso
  • 1 taza de leche
  • ½ taza de mozzarella
Para ensamblar
  • 2 cucharadas de mantequilla (para engrasar el molde)
  • ⅓ taza de queso parmesano
Instrucciones
  1. Pela y corta la yuca, hierve en agua a la que has agregado la sal hasta que esté blanda. Saca la yuca del agua. Mezcla la yuca con leche, mantequilla y huevo y maja hasta que obtengas un puré suave y sin grumos (si tienes un prensador de papa es mejor). Reserva.
Para el relleno
  1. Mezcla las pechugas, cilantro y ajo. Cubre con agua y agrega una cucharadita de sal y una pizca de pimienta. Hierve el pollo hasta que esté blando, agrega más agua si es necesario. Cool to room temperature.
  2. Deja enfriar a temperatura ambiente. Retira el pollo del agua (puedes guardar este líquido y usarlo en sopas). Desmenuza el pollo en tiras finas.
  3. En una sartén calienta la mantequilla a fuego muy bajo. Agrega la cebolla y cuece hasta que se tornen transparentes. Agrega el pollo y cuece hasta que el pollo esté caliente. Espolvorea el harina y mezcla bien. Agrega la leche y cuece hasta que el líquido se convierta en una salsa espesa. Retira del fuego y mezcla con la mozzarella.
  4. Sazona con sal al gusto. Reserva.
Para ensamblar
  1. Precalienta el horno a 350 ºF [175 ºC].
  2. Unta un molde mediano 8 x 8 pulgadas [20 x 20 cm] con la mantequilla . Pon la mitad de la yuca en el molde, distribuye uniformemente usando un tenedor.
  3. Agrega el pollo y distribuye en una capa uniforme, seguido por el resto de la yuca. Espolvorea con el queso parmesano.
  4. Lleva al horno hasta que el queso dore (15-20 mins).

Notas
Para el relleno puedes usar vegetales, queso u otras carnes, aunque este cremoso relleno de pollo va perfecto con la yuca.

Para ahorrarte un poco de tiempo, puedes comprar pollo rostizado del supermercado y obviar la parte de la receta donde se hierve el pollo.

Comments

  1. Sandra Cardona

    Quisiera saber la cantidad de ingredientes que se necesitan para el pastelon de yuca para 20-30 personas..ASAP..Gracias

  2. MARGARET

    me encanta la receta, aun que tengo una confuncion con la preparacion de la masa, puedo agregarle leche o crema de leche para que quede mas cremoso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *